¿Me ha gustado “13 Reasons Why”?

Cuando empecé a ver esta serie, lo hice movida por la opinión generalizada que decía que era una serie muy necesaria. Sin embargo, he visto conveniente antes de formar mi propia opinión de saber lo que argumentaban los que la habían visto ya y qué les había parecido. No comparto lo de que sea una “seriaza”, ni siquiera que estén justificadas algunas cosas. Pero me alegra que gracias a ella, se hable de bullying, de enfermedades mentales y del suicidio. Si con ello se consigue poner más el foco en cómo nos sentimos y en lo que nuestros actos puede ocasionar a los demás, me alegra que esté teniendo éxito.final-original-13-reasons-why-hannah-no-muere-g3.gif.imgo.gif

Como bien habrás oído, 13 reasons why o Por trece razones en español, va sobre una chica que ha grabado 13 casetes explicando las razones de su suicidio. Cada cinta nombra a una o varias personas, se centra en actos concretos y así se va desarrollando la serie, con 13 capítulos también. Hannah Baker es esa chica, y Clay Jensen, el protagonista al recibir las cintas.

Se habla de la fragilidad de la amistad, del daño que una foto puede hacer en redes sociales, del silencio grupal, del pacto entre amigos, de falsedad, de bullying, de lo hiriente que puede ser un rumor, de la cosificación que sufrimos las chicas, de las drogas y cómo afronta cada uno sus problemas, de la indiferencia docente, de la incertidumbre ante el futuro, de la inseguridad y el miedo a ser herido. De cómo vemos, pero no hacemos nada.

Si no quieres spoilers, no sigas leyendo.

No he logrado empatizar apenas. Sí es cierto que lo he hecho con momentos, no con personas. Por ejemplo, lo de que los chicos hicieran listas con las chicas de clase de “la más guapa” y tal, sí. Era humillante tanto estar, como no. Son micromachismos que una chica de instituto pasa por alto. Al igual que te levanten la falda o te toquen el culo. Lo escudamos en “son cosas de chicos”, “es una broma” o “lo hace porque le gustas”.
Es uno de los aspectos positivos que le veo a la serie, que se muestra la cosificación y muchos otros problemas con los que se enfrenta una chica en el instituto, solo por ser chica.

tumblr_onthqsO4T71sgaqfho4_r1_540.gifAl acabarla me quedé muy defraudada. Primero, y algo que me escandalizó hasta lo indecible: que se vea claramente cómo Hannah se corta los brazos. No ya porque sea desagradable, que lo es, tanto como para tener que apartar la vista; si no que lo haga en la dirección en la que se deben hacer los cortes para desangrarte. ¿Creéis que no es importante? Sí lo es. Las organizaciones que luchan contra el suicidio piden que en la ficción no se muestren cómo se hacen los cortes, y menos que se enseñe cómo se deben hacer para que tenga éxito el suicidio. Pensé que serían sutiles, que no mostrarían esa escena porque es algo demasiado delicado.

1.gifTampoco me gustó que el mensaje parece caer en saco roto. “Los culpables son los que aparecen en las cintas y ellos deben cargar con las culpas como puedan”. No me parece lo correcto. Al igual que no me parece correcto que les culpe ella. No son culpables de su suicidio, eso lo hace ella sola. Es su decisión y nadie la ha empujado a hacerlo. Sin embargo, de lo que sí son culpables es de que ella acabe en ese estado mental. Sobre todo por Bryce.
Me causó mucha impotencia ver que nadie se ofreciera a ayudar cuando todos ven lo que ocurre. Eso crea en los espectadores el mismo vacío que en Hannah, y esa desesperanza puede derivar en que alguien que esté realmente mal, no pida ayuda por miedo a que sea rechazado de la misma forma. Y cuando ven que sí pide ayuda, no le dan las palabras ni los gestos que necesita.

Es cierto que “parece” una chica normal, que no le ocurre nada. Me ha costado un rato asimilar qué podía sentir Hannah dado que, hasta que no se lo dice al consejero, no sabemos que sufre depresión, que no es capaz de sentir nada. Que no siente emoción ni alegría. Que piensa que no va a poder ser feliz jamás. Es terrible ver cómo pide ayuda y quien se supone que debe hacer algo, se queda ahí plantado. Aunque para crear debate y hablar sobre el papel de los orientadores en el colegio me parece que su actuación es la ideal.

tumblr_ooekcm9sPW1uzomqmo1_500.gifY también he visto a muchos decir que si Clay la hubiese querido, que si se hubiese atrevido a confesarle que la quería, todo habría sido diferente. Porque yo no lo creo. Pienso que no se trata nada bien el tema de cómo se sentía Hannah, qué sentía de verdad. Durante toda la serie parece que lo único que quiere es llamar la atención, siendo algo exagerada en algunos momentos, una dramas. Por eso no llegué a conectar con ella.

Creo que no han sabido mostrar nada bien sus propios trastornos, lo que ocurría en su mente. Si tenía traumas, o si estaba sufriendo depresión, que así era aunque no lo han sabido mostrar, únicamente con unas pocas palabras que dice Hannah se debe sobreentender. Quiero decir que, si esto la hundía tanto como para llegar a suicidarse, el amor de Clay no habría podido hacer nada ahí. Ella tenía la resolución tomada, sabía que lo quería hacer y por ello se molestó en hacer las cintas. Por mucho que queramos, nadie a esas alturas podría haber hecho que cambiara de parecer. Lo dice el psicólogo de la escuela, “con amor no conseguirás que alguien quiera vivir”. Así que este gif, es mentira:tumblr_oo0n4oWKi51ua7ghpo3_500.gif

tumblr_oo1w45wpQn1qg8dzlo1_500.gifY en cuanto a prevención, pensaba que pondrían mucho más énfasis. El único consejo que daban eran que si te sentías mal, que lo hablaras con alguien. No me parece que eso sea una solución, sí un primer paso muy importante, pero definitivamente esta serie debería haber arrojado mucha más luz en lo que se podría haber hecho, en los medios para combatir todo lo que le sucede a Hannah. Aunque claro que, gracias a ello, las instituciones pueden tomar conciencia sobre qué es lo que ellos pueden hacer o si sus medidas son suficientes y adecuadas. Lo dicho, por lo único que me alegro es de que cause conversación. Me parece importantísimo que se hable sobre ello.

Precisamente los padres de Clay fueron de los pocos personajes que me gustaron y que me parece que actuaban siendo consecuentes, cuidadosos y coherentes. correct-angel.gifY Tony, tan pendiente. Es mi ojito derecho en esta serie. Porque, a pesar de todo, es de los pocos que de verdad quieren ayudar y ayuda. El capítulo de la escalada improvisada para que Clay suelte tensión es de los mejores. Me emocioné al ver cómo Clay y Tony, al fin, se abren el uno con el otro y expresan cómo se sienten con el tema Hannah. Al igual que cuando Clay escucha su cinta, él se queda para que no haga ninguna locura. Me parece un pilar súper importante. Alguien que mantiene a Clay cuerdo. Alguien que Hannah, lamentablemente, no tuvo.

tony-good.gif

No quiero acabar de forma negativa, pero sí voy a comentar otra cosa terrible; ya que no es solo el silencio alrededor de un suicidio lo que muestra la serie, si no que termina con otro intento de suicidio. Alex se ha disparado en la cabeza y está grave en el hospital. No he visto a nadie pronunciarse ante esto. Es un personaje que desde que Hannah acaba con su vida, siente tendencias suicidas, y lo llega a decir. Es volver a meter el dedo en la herida, volver a hacer saltar por los aires lo poco que nos preocupa la gente de alrededor. Lo poco que se hacer por prevenir algo así.

Pero quiero acabar esta crítica con algo de positivismo, ya que me gustó un detalle final: el tiempo. Hannah, si fuera una persona real, en estos momentos seguiría viva porque el verano en el que todo se derrumbó, es decir, el de este año, todavía no ha ocurrido. Lo del tiempo se ve en las últimas escenas, cuando los chicos que aparecen en las cintas están grabando su declaración policial (10 de noviembre de 2017). Es decir, que aún se puede evitar.
Sin título.jpg

No sé cómo calificar esta serie. Porque no me han gustado los tratamientos para depende qué cosas, pero sí me parece bueno que exista para que se hable de ello. Para que amigos, familia, profesores… hablen de ello. Para que presten atención a la gente que quieren. No porque quieran sucicidarse. Esa jamás es una opción. Si no para prevenir, para ayudar, para hacer una maldita pregunta e insistir; para quedarte con quien te necesita, para conseguir esa empatía.

El momento en el que Hannah termina de grabar las cintas, dice que ha encontrado cierta paz. Y es cierto. En cuanto empiezas a hablar, a nombrar cada una de las cosas que ocurren, incluso aquellas que no sabías que estaban ahí, algo se libera. Dejas de hundirte un poco.

Ahora deja que me dirija a ti. Directamente:

Déjame decirte que hay salida. Siempre. Y si no la ves, dilo. Habla. Da igual a quien sea.

Si no crees ser capaz, si piensas que no tienes a nadie a quien abrirte, quiero que sepas que yo estoy aquí. Aunque no me conozcas, aunque no te conozca. Yo me preocupo. Yo te escucharé. Pero no lo guardes.

Tú tienes que ayudarte primero, que ser consciente y valiente. Porque expresar cómo te sientes solo es un pequeño paso para empezar a sentirte mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s