Reseña: Por una rosa

Desde que vi por primera vez anunciado este libro, quise leerlo. Se publicaba justo con el estreno de la película de acción real de La Bella y la Bestia y el hype lo tenía por las nubes. Gané este ejemplar en un concurso y me enamoré definitivamente de él cuando llegó a mis manos. ¡No sabía que tenía ilustraciones en su interior!

Me gustan muchísimo las historias de Laura Gallego, así que seguro que su relato me entusiasmaba. De Javier Ruescas no había leído nada todavía, pero me encanta su labia en los vídeos de su canal de youtube, así que probablemente su pluma me atraparía. Y de Benito Taibo solo sabía que había publicado Persona Normal, del que me han hablado muy bien. Así que con estos tres pedazos de escritores, solo podía salir una antología inspirada en el clásico maravillosa.

32970812Sinopsis: Laura Gallego, Javier Ruescas y Benito Taibo, tres grandes autores de literatura juvenil, reinterpretan la historia de La Bella y la Bestia en tres historias inolvidables. Por una rosa es una antología con un diseño muy cuidado e ilustraciones de Mar Blanco.

¿Y si Bella escondiese más secretos que la Bestia? ¿Y si la Bestia fuese en realidad un tren maldito, el convoy de la muerte, el único camino hacia la libertad? ¿Y si las hadas, como las rosas, también tuvieran espinas?

Laura Gallego, Javier Ruescas y Benito Taibo nos brindan tres relatos muy distintos de la historia de amor que nos recuerda que la belleza está en el interior.
Tres autores. Tres cuentos. Un clásico.

La portada es una maravilla. Sin duda, una edición cuidadísima para unos relatos que son para esos niños que crecieron y que no buscan los típicos cuentos de hadas. Es todo un acierto la distribución de los 3 relatos, comenzando con una Laura Gallego que ha sido muy fiel a la esencia, añadiendo aún más magia, dando otra visión del por qué del hechizo y sumergiéndote en una historia.

Pensaba que la más fiel al relato original había sido ella precisamente, sin embargo, más tarde descubriría que ese sería Javier Ruescas, aunque le da una vuelta de tuerca destacable. Laura Gallego ha eliminado a Bella y ha añadido a un zorro astuto que le dice que tiene que cambiar su forma de vivir para que alguien pueda entrar en el castillo y averiguar que no es una Bestia. “Si no vives como un monstruo, la gente entenderá que no lo eres”. Un relato en el que la Bestia fue maldita por una bruja que antes fue su hada madrina, una Bestia que de niño fue pobre, una Bestia que amó y sucumbió a la inseguridad, un arma de doble filo. Y aquí, el monstruo, no es quien parece ser. Cuando vive dentro, nadie es capaz de verlo.

Las ilustraciones de este relato son preciosas. Me he enamorado de ese precioso zorro-humano.

El relato de Benito Taibo es el que más se aleja del cuento original. Rescata algunos objetos o nombres como mero simbolismo, creando una historia completamente diferente en la que la protagonista es una niña llamada Anabella. Es pobre, y vive con su madre en un cuarto de ladrillo que hace las veces de dormitorio y cocina. Sin embargo, el conformismo no soluciona ninguna situación, por lo que su madre hace todo lo posible porque su niña no se quede atrapada en ese mundo en el que nadie puede brillar. Hace que saque buenas notas, que sepa nadar como nadie… para que pueda escapar al norte.

Es el relato más alejado y, sin embargo, el que más satisfacción te da leer por su final. Ocurren tantas desgracias, es tan descarnadamente realista, que su moraleja me llegó. Los milagros existen. Y no es necesario decir más.

El de Javier Ruescas sí comienza como el cuento. Un joven que vive en su castillo rodeado de un gran jardín, una muchacha que llega por sorpresa, y a quien termina encerrando. La incertidumbre y la ignorancia desatan su ira, que es lo que convierte a ese joven en una bestia. Nunca ha salido del castillo por miedo a los peligros que su padre le contó que había más allá. Sin embargo este relato es el más fiel a la historia de amor. Aunque introducirá algún elemento de ciencia ficción con el que abrirás los ojos a una nueva realidad. No sé si es el que más me ha gustado, pero lo he disfrutado tantísimo.

Los tres relatos se han centrado en aspectos muy diferentes del cuento original, haciendo que no haya ni un solo matiz que se reproduzca de la misma forma en ningún otro. El relato de Laura Gallego trata sobre el amor, la magia y las inseguridades, un arma de doble filo. El de Benito Taibo sobre seguir la llamada de tu corazón, perseverar, perdonar y sobre la existencia de los milagros. Y, por último, el de Javier Ruescas se centra en la rabia, lo enorme que puede ser la curiosidad unida a la ignorancia y los estragos que ésta puede causar. Y, cada uno, adornado con sorpresas inesperadas.

Me gusta cuando una lectura permite ser leída en alto. No ocurre con muchas, y es cuando aprovecho para practicar la dicción, que tiendo a no vocalizar. Los cuentos, sobre todo, son geniales para esto. El teatro también es una baza ganadora para leer en alto.

En definitiva, los he disfrutado muchísimo. Las ilustraciones son todo un acierto porque, aunque la lectura es muy amena, te hace respirar más. Reconozco que mis favoritas son las del primer relato porque el zorro me parece maravilloso. Por todo, tiene mis 8 escobas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s