Reseña: Emma

Reconozco que comencé esta lectura con ganas de retomar el universo Austen. Solo había leído Orgullo y prejuicio y me enamoró. Esperaba que Emma me enganchara desde el principio, pero no fue así. Tuve que forzarme a llegar hasta la página 70, donde comienzan los enredos, y entonces el resto de libro fue mucho más ameno.

Sinopsis: Cuando la joven Emma –hija soltera del rico y distinguido señor Woodhouse– pierde la compañía de su antigua institutriz, toma bajo su tutela a la humilde Harriet Smith. Su extracción humilde y su simpleza, además de su hermosura, hacen de ella una candidata perfecta para que Emma pueda entregarse a su ocupación favorita: arreglar la vida de los demás. Sus afanes para que Harriet haga un matrimonio ventajoso y su personalidad manipuladora sufrirán, sin embargo, distintos reveses antes de alcanzar un final inesperado y feliz.

Emma acaba de quedarse sola como señora de la casa dado que su institutriz se ha casado y les ha abandonado (aunque está a nada yendo en carro, pero para ellos es un drama). Emma, demasiado inteligente y caprichosa como para quedarse sola, buscará nuevos objetivos a los que unir en esponsales. Y así, conoce a la diana de su vanidad y a la que hará sufrir, queriendo o no.

Me impresiona ver a Emma defendiendo el derecho de las mujeres al rechazar una propuesta de matrimonio no porque ella crea firmemente en que realmente puedan decidir; si no por su propio beneficio, por su ego y por su vanidad. Verla manipular a Harriet, una chica de 17 años, me enervaba y me impresionaba a partes iguales; porque era muy inocente y se creía todo lo que su amiga le decía y porque también le daba un valor mucho más alto del que tenía. Aunque esto ya digo que es por lo vanidosa que es Emma. Que por sus propios caprichos infla o desinfla el autoestima de cualquiera.

Me gustó especialmente un diálogo al principio del libro que tienen Emma y Knightley, cada uno apoyando y desarrollando las virtudes de sus amigos (Emma ha conseguido que Harriet rechace la propuesta de matrimonio del señor Martin porque él no es de la misma clase social que Emma). Así que se ve a Emma defendiendo que Harriet, aunque joven, es bellísima y merece un caballero; y Knightley encolerizándose al escuchar a la otra enumerar virtudes que su amiga no tiene: “Usted la va a hinchar con tales ideas sobre su belleza, y de lo que tiene derecho a esperar, que, en poco tiempo, nadie a su alcance será bastante bueno para ella. La vanidad actuando en una cabeza débil produce toda clase de desgracias“.

Lo bueno que tiene este libro es que comienza con una chica llena de defectos a pesar de parecer una mujer inteligente, fuerte, bonita… Y poco a poco va madurando y dándose cuenta de la actitud pueril que ha estado teniendo. Ha hecho sufrir a gente que quería solo porque ella pensaba que algo ocurriría y, al final, siempre ha sido al contrario, todo salía al revés.

Es un poco insufrible cuando se hace la loca para sus propios intereses. Con esa modestia fingida y su sonrisa cordial. Aunque destaco el momento en que llega una contrincante. Ella, por supuesto, no lo ve así, si no como alguien inferior. Pero reconocerá que, en cuanto a voz y aptitudes musicales, Jane fairfax es mejor. Es de lo poco que es capaz de aceptar.

La trama se hace previsible en ciertos momentos, sobre todo en el final, pero hay una en concreto que no esperaba y fue una sorpresa. Aunque ya digo que, en general, se me hizo una lectura pesada.

Por todo eso tiene 7 escobas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s